1930 | Una taberna marinera en Vigo

Dª Carmen Roel, esposa del marinero Ernesto Valverde, abre una tasca marinera sin la aprobación de éste, ya que no estaba bien considerado en la época que una mujer fuera la propietaria de un negocio.
Su apertura fue posible gracias a un préstamo de 6 pesetas otorgado por parte de un conocido industrial vigués de la época, Salvador Rocafort.
Al principio servía tazas de vino acompañas de tapas de raya frita a los marineros de la zona por el coste de un real.
El origen del nombre y el dibujo de la taza con el mosquito se remontan a estos inicios. Al haber abundancia de buen vino en la tarberna, inevitablemente los golosos mosquitos se apuntaban al manjar.

1950 | La inaguración del comedor

Con el paso de los años y el éxito acumulado la tasca se convierte en una reconocida casa de comidas. Contando con una reconocida casa de comidas. Contando con una clientela fiel, incluyendo artistas y grandes personalidades, el restaurante se amplia para poder acoger cómodamente a todos sus comensales.

1953 | La nueva generación

Carmiña Valverde Roel, hija de la fundadora, se incorpora plenamente en todas las labores de importancia de El Mosquito. Conocida como "A Nena" es el alma y el motor del restaurante por más de 60 años, convirtiéndolo en un referente del sectror y logrando posicionarlo entre los mejores de España.